El ministro de Justicia de Alemania, Heiko Maas, dijo que las deportaciones de quienes cometieron agresiones sexuales durante la Nochevieja en Colonia serían concebibles, si se descubre que había solicitantes de asilo entre los responsables.

La ley permite la deportación de personas con procesos de asilo en curso, si son condenados a un año de cárcel o más, señaló. “Los tribunales tendrán que decidir el nivel de las condenas, pero en principio esa pena es del todo posible en delitos sexuales“, añadió.

Por su parte, el ministro del Interior, Thomas de Maiziere, dijo el miércoles que aquellos que cometan crímenes graves, independientemente de su status, serán deportados de Alemania.

Mientras tanto, Angela Merkel dijo que quiere analizar si se ha hecho “lo suficiente” para deportar a los extranjeros que cometan delitos en el país y abogó por una simplificación de este proceso para agilizarlo. “Lo que sucedió en Nochevieja es totalmente inaceptable. Son actos criminales que Alemania no acepta“, afirmó. Además, se mostró partidaria de una mayor presencia policial.

EC

Con información de dpa.

Fotografía REUTERS/Kai Pfaffenbach.

Fotografía