DOBLE LLAVE – Al menos 138 privados de libertad han muerto en hechos violentos ocurridos en las principales cárceles y calabozos de Venezuela en los últimos tres años.

Según información reflejada por el diario El Universal que indicó que el hacinamiento, el hambre y las enfermedades se convirtieron en las plagas que azotan a las personas que se encuentran detenidas en los calabozos de las policías municipales, regionales, del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalistas (Cicpc), el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

Más información: Arrestan a dos personas por abusar presuntamente de una niña de seis años

En la investigación periodística señalan que aún cuando la violencia es la causa más notoria de muertes en las cárceles venezolanas, “la mayor cantidad de decesos ocurren como consecuencia de la falta de tratamiento de enfermedades como tuberculosis, VIH, neumonía, hepatitis, diarreas y desnutrición“.

Una de las consecuencias de la falta de información oficial sobre la realidad venezolana es que nadie conoce a ciencia cierta las cifras de nada.
¿Cuántos presos hay? Nadie lo sabe, tal como señaló Humberto Prado, coordinador del Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) quien recordó que en una entrevista televisiva al ministro Néstor Reverol, se le coló una diapositiva que establecía la población en los centros de detención preventiva en 342.642 personas.
El hambre hace estragos en las cárceles, “los familiares deben llevar diariamente la comida a los detenidos. Algunos reciben al menos un plato de comida al día. Quienes no tienen esa suerte, sobreviven gracias a lo que les dejan sus compañeros de celda.
Acotó que en otra entrevista, una alta funcionaria del Ministerio de Servicio Penitenciario, le criticó la cifra antes mencionada, “me dijo que era mucho menor, unos 20 mil detenidos”, acotó.

María Alejandra Guevara

Con información de El Universal