Manejar los pensamientos negativos te evita caer en ansiedad o depresión
0

DOBLE LLAVE – La crisis que atraviesa Venezuela es sin duda un tema que genera preocupación e incertidumbre en los ciudadanos ante una disminución de su calidad de vida por diversos factores como no poder conseguir alimentos básicos o medicinas, salir a la calle y sentirse inseguro o porque el dinero no alcanza.

Se trata de una realidad que no es individual sino colectiva y que para la mayoría de las personas se ha convertido en sinónimo de estrés, miedo e irritabilidad que terminan siendo perjudiciales para la salud.

Hay quienes ante esta situación, que es inevitable, buscan la forma de salir adelante manteniendo la esperanza de que en algún momento las cosas mejoren; otros prefieren irse del país en busca de mejores oportunidades pero también están los que caen en desesperación y no ven posibilidad alguna de surgir.

Cuando esto último sucede, las personas tienden a catastrofizar su vida y lo que ocurre a su alrededor, asegura Johana Daza, orientadora de la conducta.

“Si bien es cierto que los venezolanos estamos pasando por un momento difícil que acarrea consecuencias en nuestra cotidianidad y manera de vivir, están aquellos que padecen de distorsiones cognitivas, es decir, perciben los hechos de manera distinta y comienzan a tener pensamientos negativos que afectan sus emociones”, explicó.

La especialista manifestó que la mayoría de sus pacientes, suelen generalizar o sobre generalizar la situación país, siendo las frases más comunes en su consultorio “aquí no hay oportunidades de nada” o “esto nunca va a mejorar”.

¿Qué sucede si nos aferramos solo a lo malo?

Daza comentó que aquellos hombres y mujeres que le dan cabida en su vida solo a lo malo, desarrollan principalmente cuadros de ansiedad severos y depresión así como un incremento de hostilidad, por ello hizo énfasis en la importancia de saber cómo interpretar lo que está pasando.

“Los pacientes exageran y conectan la realidad con una emoción de rabia o tristeza que les generan pensamientos tan distorsionados y conductas no operativas que pueden terminar siendo casos que ameriten atención psiquiátrica”, advirtió.

Trabaja tu mente y obtén buenos resultados

Reconocer y concientizar los pensamientos automáticos negativos que llevan a una conducta inadecuada así como aprender a trabajar en ellos para mejorar, son algunas de las herramientas de autocontrol que aplica esta orientadora de la conducta con sus pacientes.

Ponemos a la persona a que detecte ante qué situación se le detonan los pensamientos, por ejemplo, haciendo una cola o al ver un bachaquero; en ese momento se la da instrucciones que se repita así mismo ¡basta! y de esta forma, sustituye esos pensamientos por ¡yo estoy tranquilo y sereno! ¡todo tiene solución!”, detalló.

Técnicas de relajación que implican control de la respiración (cerrar los ojos y respirar lentamente varias veces, meditar, poner la mente en blanco, estirar los músculos del cuerpo a través de ejercicios), manejo de expresiones faciales y corporales (mantener una postura correcta, evitar cruzar los brazos, sonreír, tener un buen contacto visual con otras personas, no agachar la cabeza), asertividad (saber cómo decir lo que sentimos y aprender a escuchar, aceptar los errores, dar y recibir, discernir, observar, identificar los miedos), también forman parte de sus recomendaciones.

Para Johana Daza, la toma de decisiones es fundamental. “Los entreno en cada consulta no solo para que aprendan a detectar y a sustituir pensamientos sino que también puedan instaurarse nuevas creencias como en ellos está el poder de salir adelante o no todo es como lo ven”.

Toma en cuenta que tu bienestar emocional depende solo de ti y la manera en cómo decidas hacerle frente a los  problemas o circunstancias que te rodean.

Ligia Dayana Rivas

“Emocionatest” evitará anomalías psicológicas

Artículo anterior

Japón apoya la política económica de Perú

Siguiente artículo

Artículos relacionados

Comments

Comments are closed.

Más en Destacadas