Castillo Vargas fue superintendente de Ingeniería y especiales del Terminal de Almacenamiento de Crudo del Complejo Petroquímico José Antonio Anzoátegui



DOBLE LLAVE – El Ministerio Público acusó al ex superintendente de Ingeniería y especiales del Terminal de Almacenamiento de Crudo del Complejo Petroquímico José Antonio Anzoátegui, Ramón Antonio Castillo Vargas (54), por presuntamente estar vinculado con la adquisición e instalación irregular de dos monoboyas para la carga de buques petroleros.

A Castillo Vargas se le imputan los delitos de peculado doloso, concierto de funcionario con contratista y asociación para delinquir,

Luis Sánchez, fiscal 55º nacional auxiliar, solicitó la admisión de la acusación y el enjuiciamiento del hombre, quien se encuentra recluido en la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) en Barcelona.

La investigación se inició en 2015 luego de la denuncia realizada por funcionarios de Petróleos de Venezuela, S.A., quienes detectaron algunas irregularidades en el terminal de almacenamiento y embarque de crudo del criogénico relacionada con la adquisición, desinstalación e instalación de dos monoboyas por la cantidad de 76.2 millones de dólares americanos. Se presume el sobreprecio en la negociación de los referidos equipos.

El indiciado fue detenido el 22 de febrero de este año por funcionarios de la Dgcim, en atención a la orden de aprehensión solicitada por el Ministerio Público y acordada por el Tribunal 4º de Control de Anzoátegui.

Por este caso, fue acusado el exgerente del terminal de crudo del Complejo José Antonio Anzoátegui, Jesús Cornelio Osorio Virguez. Asimismo, fue imputado el exgerente general de procura de Bariven (filial de la estatal petrolera), Ramiro Farit Rodríguez.

Miguelangel Caballero

Con informaciòn del MP

Comentarios